Tasa de homicidios tiende a bajar otros 10 puntos este año
14 JUL 2017
  • Convención mundial de Hombres Cristianos de Negocios en SPS demuestra cómo ha mejorado la seguridad en el país.
  • Captura de policía que pretendía permear cárcel de máxima seguridad refleja que el sistema sí funciona.

Tegucigalpa, 10 de julio.-  “De continuar como vamos este año, probablemente vamos a bajar otros 10 puntos (porcentuales)”, informó hoy el presidente Juan Orlando Hernández, al referirse a la constante baja en la tasa de homicidios en Honduras, lo cual ha provocado que el Índice Global de Paz ubique hoy al país como la nación de Mesoamérica que mejores avances registra en la recuperación de los niveles de paz, tranquilidad y seguridad.

El mandatario recordó en conferencia de prensa que este mismo Índice Global de Paz fue el que en años anteriores ubicó a Honduras como el país más violento del planeta, pero hoy, y gracias a los esfuerzos del Estado y de la sociedad para contrarrestar este flagelo, se logra que esta misma organización le otorgue esta calificación positiva a Honduras.

“Es importante poder comunicarle a los hondureños estos avances porque esto tiene que ver con la imagen de nuestro país, tiene que ver con mayor atracción de inversiones, de empleo, de mayor circulante que impulsa nuestra economía”, argumentó.

Destacó además que los datos proporcionados por el Índice Global de Paz coinciden con los del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en el entendido de que este será un año sin precedentes en la baja de la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes, que ya disminuyó en 30 puntos.

Hernández enfatizó que con lo anterior “Honduras ya encontró el camino”, al tiempo que recomendó que en paralelo los hondureños deben de contribuir cambiando patrones de conducta, respeto al prójimo, al trabajador que se gana con honestidad su sustento.

“El rol de las iglesias, de los líderes comunitarios, de los artistas, de los deportistas, es clave para generar esa convivencia”, acentuó el titular del Poder Ejecutivo.

Hernández añadió que esa es la razón por la que el Gobierno está invirtiendo fuertemente en prevención, por ejemplo, con la construcción de los Parques para Una Vida Mejor, convirtiendo espacios “muertos”, o que antes eran punto de reunión de delincuentes, en espacios para la sana convivencia familiar y comunitaria.

Convención de Hombres Cristianos de Negocios

El gobernante ejemplificó que la organización de los Hombres Cristianos de Negocios escogió la ciudad de San Pedro Sula, dentro de una centena de opciones, para efectuar su convención de carácter mundial esta semana.

“¿Por qué decidieron venir aquí, si tenían muchas otras opciones de ir a otros lugares del mundo? Porque el país ha venido mejorando, San Pedro Sula hoy ya no es la ciudad más violenta del mundo y ese es un esfuerzo del pueblo, de los operadores de justicia, de padres de familia, que ahora les ponen más atención a sus hijos”, reflexionó.

“Les damos la bienvenida a los Hombres Cristianos de Negocios que están reunidos en el país, en San Pedro Sula, decirles que es un gran mensaje para nuestro país y, lo más importante, que sigan orando porque el pueblo hondureño mejore todos los días su condición de paz y tranquilidad. Gracias por convertir a Honduras y a San Pedro Sula en su destino”, exteriorizó.

Asimismo, acotó que el potencial de San Pedro Sula es de la gran ciudad de toda Centroamérica, para los grandes eventos de convenciones, “y eso es lo que está ocurriendo hoy, pero teníamos que mejorar la seguridad”, apuntó.

“Ahora aquí en esta ciudad tenemos el centro de convenciones más grande de Centroamérica y eso es gracias a construir los espacios para atraer la inversión”, puntualizó.

Nuevas prisiones están funcionando

Ante la reciente detención de un policía penitenciario en una de las nuevas cárceles de máxima seguridad, por descubrirlo pretendiendo ingresar drogas y aparatos celulares para los privados de libertad, el presidente Hernández dijo que este es un claro ejemplo de que el nuevo sistema carcelario sí está funcionando.

“Están tratando de permear las nuevas cárceles; afortunadamente el sistema los ha detectado. Hay un sistema dentro y fuera de las cárceles que está monitoreando constantemente”, explicó.

Hernández agregó que “no descarte usted que en los próximos días el Ministerio Público enjuicie a varios de estos, así tiene que ser, y el día de mañana ustedes lo van a ver normal, hoy es sorpresa, porque hoy el Estado ha tomado la decisión de tener ese control de los centros penitenciarios”.

Informó además que otra de las etapas que viene en el nuevo sistema carcelario es el trabajo de campo de los presidiarios, en talleres y otras áreas, como parte del proceso de reeducación y formación para reinsertarse en la sociedad.

Para finalizar, el titular del Ejecutivo anunció que probablemente para finales de la presente semana “vamos a tener una reunión del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad para analizar el tema de transporte en la capital e igualmente el desplazamiento que se da, desde las grandes ciudades a lugares en el interior, de parte de bandas criminales”.

 

  • La clave es un precio justo que le permita al productor sacar sus costos y una ganancia que le estimule a seguir, dice el mandatario.
  • En este momento el país produce  unos 857 millones de litros al año y se benefician de esta actividad alrededor de 400,000 familias.

 

Tegucigalpa, 10 de julio. El presidente Juan Orlando Hernández anunció hoy que giró instrucciones a la Secretaría de Desarrollo Económico para que junto con los productores y con la industria de la leche busquen una solución al problema de la compra y venta de este producto, por su bajo precio.

El mandatario dijo en conferencia de prensa, en Casa de Gobierno, que “estoy convencido que se puede llegar a un acuerdo de un precio superior al que les están ofreciendo en este momento a los productores”.

El titular del Ejecutivo puso como ejemplo los derivados de la leche  artesanales, que están muy por debajo de los costos, y cuyo precio se puede mejorar de tal manera que la industria y los productores “con el apoyo del Gobierno pensemos en el esquema de poder comprar esa leche; la agroindustria la procesa y esa leche convertida en polvo se puede exportar”.

La clave aquí –prosiguió- es un precio justo que le permita al productor sacar sus costos y una ganancia que le estimule a seguir.

Pero por otro lado –agregó- “si nos vamos al extremo de la cadena, que el productor no pague en exceso; por eso estamos impulsando lo que llamamos ‘agricultura contratada’, que es un contrato donde cada una de las partes, desde el que produce, comercializa, procesa y el consumidor, de parte de la industria, todos tenemos una idea de cuánto va a ganar”.

 

El precio “podría andar en los 8.50 o 9 u 8 (lempiras); ese margen es aceptable, lo que no es aceptable, que porque hay sobreproducción por un tema de la estación, o sea el invierno, los pastos están muy buenos y entonces el ganado produce más leche y al haber sobreoferta o en exceso, entonces los otros se aprovechan y dicen ‘si querés yo te la pago a 5 o a 6’” lempiras, agregó.

Hernández consideró que “no puede salir un productor con ese costo; no puede un procesador de queso artesanal o de la industria, no puede abusar del productor así. Eso es lo que estamos corrigiendo”.

“Lo que andamos buscando –señaló- es que durante la estación del invierno, en el período de lluvia, logremos mantener esos precios y que esa leche siempre se compre, se procesa de tal manera que se convierta en leche en polvo y nos convertimos en exportadores de leche”.

“Ya el mercado asiático lo hemos abierto y estamos buscando otros más”, acotó.

Señaló el titular del Ejecutivo que “eso es más ingreso, más empleo, más circulante para la gente”.

Excelente producción de leche

El presidente Hernández alabó el esfuerzo de los productores de leche del país, que “hoy nos tiene con una producción de leche altamente significativa”.

Eso va acompañado -detalló- de los programas que el Gobierno ha diseñado el extensionismo agrícola, es decir, orientar, asesorar, apoyar al productor para mejorar su productividad.

A ello se suma que “hemos tenido un invierno extraordinario”, resaltó.

En este momento –apuntó- “estamos hablando de que el país produce 2 millones de litros de leche, es decir unos 857 millones de litros al año, y se benefician de esta actividad alrededor de 400,000 familias”.

El asunto –enfatizó- “es que tenemos una sobreproducción de leche, pero resulta que algunos de los que compran esta leche, al ver una producción más allá de lo normal en esta época, lo que hacen es bajarle el precio para poder adquirir esa leche y es un precio que no permite sobrevivir al productor”.

“Yo quiero hacerles una recomendación, una sugerencia: cuidemos el mercado en la parte de los productores de leche porque si un productor llega a sentir que no le es negocio, que no le beneficia, sencillamente va a dejar de producir leche y se va a dedicar a otra cosa, y entonces ahí viene el problema en el sentido de no tener leche disponible”, finalizó.