Chamelecón está cambiando y recuperando la tranquilidad
12 SEP 2017

San Pedro Sula, 7 de septiembre. En el sector Chamelecón, y específicamente en la colonia Sabillón Cruz, los niños hoy pueden jugar y divertirse con tranquilidad gracias a la seguridad que se ha recuperado desde el año 2014.

“Chamelecón está cambiando y sabemos que cambiará más”, manifestó el pastor David Arita, de la iglesia Casa de Oración Eben Ezer, de la colonia Sabillón Cruz, al agradecerle al presidente Juan Orlando Hernández por el Parque para una Vida Mejor inaugurado este jueves por el mandatario.

“Soy nativo de Chamelecón; soportamos los momentos más difíciles que vivió nuestro sector (por la delincuencia). Algunos se fueron, nosotros nos quedamos y pudimos ver cómo nuestro sector” cambió, pues “precisamente en esta área, esta esquina donde hoy estamos (inaugurando el parque), no se podía estar ni siquiera unos cinco minutos”, recordó.

“Pero Dios –prosiguió- siempre va a tener instrumentos útiles para cumplir su propósito y Dios había prometido que iba a cambiar nuestro sector y hace cuatro años Dios le dio el privilegio al señor Juan Orlando Hernández de sentarse en la silla presidencial”.

Agregó que “gracias a Dios y gracias a él (presidente Hernández) hoy estamos escuchando algo maravilloso como es la sonrisa de los niños”.

“En nombre de la iglesia evangélica del sector le agradecemos y todos los que estamos aquí compartimos el mismo sentir que Chamelecón está cambiando y confiamos que cambiará más”, insistió.

Arita enfatizó que “no solo está cambiando Chamelecón, sino que toda Honduras.

Primer presidente que los apoya

Por su parte el profesor Roger Castro, en representación de la colonia Sabillón Cruz, aseguró que en Chamelecón “nosotros sí podemos hablar de un antes y un ahora”.

“Gracias, señor presidente, por fijarse en Chamelecón; aquí estamos personas adultas y conocedoras que en décadas ningún presidente había puesto los ojos en Chamelecón”, acotó.

“Del 2014 hacia atrás era muy difícil trabajar aquí en el sector”, recordó.

Sin embargo, Castro dijo que “yo doy fe que ahora vivimos en paz, que ahora cada una de las familias cultiva los valores de la transparencia, verdad y respeto que fundamentan la integración de las familias”.